Volver a entrenar

Cómo retomar la rutina de ejercicio

Llegó septiembre y, con él, el regreso a la rutina. Y no sólo me refiero a la vuelta a las obligaciones y escenarios habituales. También es momento de retomar la rutina deportiva que muy probablemente se ha descuidado en estos meses de verano y volver a entrenar.

 

Y es que, entre pitos y flautas, seguro que hemos entrenado menos de lo que nos gustaría o deberíamos. O, directamente, las vacaciones también lo han sido en lo deportivo. En cualquier caso, es necesario retomar esa saludable práctica. Sin embargo, es muy habitual que al principio notemos que estamos en baja forma. No os desaniméis, es muy normal. Hoy os traigo algunos consejos para retomar esa rutina de ejercicios con total normalidad. Antes de que os deis cuenta, volveréis a estar en la misma forma física que antes de vacaciones.

Como punto de paartida, debéis de saber que volver a entrenar tras un periodo de inactividad siempre será menos duro que comenzar de cero.

 

  • 1) El primer día es el peor

Como ya os he adelantado, después de estos meses de inactividad, es muy normal que notemos que no somos los mismos a nivel físico. Nos cansamos antes,  nos faltan fuerzas o no tenemos la misma capacidad que hace tan sólo unas pocas semanas. Aunque el primer día nos parezca que tenemos que empezar de 0, en realidad no es así. Al principio nos costará, pero el cuerpo tiene memoria y recordará su estado físico de hace unas semanas. Por ello, notaremos una evolución muy rápida en el rendimiento.

 

  • 2) Sin prisa, pero sin pausa

Nuestro rendimiento deportivo será, muy pronto, el mismo que antes de vacaciones, sí. Pero hay que darle un tiempo a nuestro organismo para que se vaya tonificando. Por ello, lo mejor es marcarnos unos objetivos realistas y de baja exigencia para empezar. Poco a poco iremos subiendo progresivamente la intensidad del ejercicio.

 

  • 3) Acompañamiento alimenticio

La vuelta a la rutina deportiva debe ir acompañada de una vuelta a los buenos hábitos generales. Dormir 8 horas y alimentarse correctamente (cantidades adecuadas y variedad de nutrientes) nos ayudará a tonificarnos más rápidamente.

 

  • 4) Control de objetivos

Es muy importante apuntar nuestros progresos y mejoras en un sitio a la vista. Así podremos comprobar lo rápido que recuperamos nuestro estado físico.

 

Seguro que, mucho antes de que nos demos cuenta, alcanzamos nuestro estado previo a las vacaciones, y continuar mejorando nuestras marcas.

 

Saludos, Mateo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba